Portada » Fuji x pro 2

Fuji x pro 2

Fujifilm x-t4

La nueva X-Pro2 de Fujifilm es una cámara difícil de analizar según cualquier criterio ordinario: es una herramienta exótica que desafía las decisiones de compra racionales. Hay cámaras en su rango de precios que le darán una mejor calidad de imagen, y hay cámaras más baratas – incluso de Fujifilm – que ofrecen más características.

Pero a mí me encanta la X-Pro2, y no puedo decir por qué sin dar mi opinión subjetiva. Eso es porque la propia X-Pro2 es una cámara de opinión, y resulta que estoy de acuerdo con ella en muchas cosas.

Hay otras razones. La X-Pro2 es un paso atrás en cuanto a la densidad de control, ya que integra el dial ISO de la X-T1 en su dial de velocidad de obturación de una forma retro muy complicada a la que nunca le he cogido el tranquillo. Eché de menos los interruptores dedicados a los modos de accionamiento y medición. Eché de menos la pantalla abatible. Y la empuñadura de la X-T1 se siente más equilibrada cuando se utilizan objetivos más grandes como el 56 mm f/1,2. Estos problemas fueron difíciles de ignorar cuando, por ejemplo, estaba haciendo retratos y luchando en el foso fotográfico mientras cubría el partido de AlphaGo en Seúl el mes pasado. Pero por cada inconveniente que me hizo querer volver a la X-T1, la X-Pro2 da un paso adelante que hace que no quiera usar otra cosa. La calidad de imagen, por ejemplo, es simplemente fenomenal con el nuevo sensor de imagen de 24 megapíxeles. Sí, ya sé que los megapíxeles no cuentan mucho por sí solos, pero el hecho de que Fujifilm haya esperado cuatro años para aumentar la resolución significa que ha podido hacerlo sin tropezar con las compensaciones habituales. Encontré que el rendimiento en ISO alto y el ruido son al menos tan buenos como los de la X-T1, que ya son excelentes, y el aumento del detalle es a menudo espectacular; parece el sensor que los objetivos Fujinon de la serie X han estado esperando. La reproducción en JPEG es mejor que nunca, y la nueva simulación de película monocromática Acros ofrece unos resultados magníficos nada más salir de la cámara.

->  No se que tienen tus ojos

Fuji x-pro2 gebraucht

Mayo/2016 – Fujifilm es una de las empresas más antiguas de la fotografía. Fundada en 1937 como el primer fabricante de película local en Japón, era el alma dentro de cada cámara Canon o Nikon, que de otra manera utilizaría negativos importados de su rival americano Kodak. Durante todo el siglo XX, o se compraba el cartucho verde de Fujifilm, o el amarillo de Kodak. Por otro lado, las cámaras y los objetivos procedían de grandes empresas alemanas o japonesas, conocidas por su especialidad óptica.

Avancemos hasta el milenio y sus imágenes electrónicas. ¿Cómo podría una empresa basada en la película seguir siendo relevante en un mercado digital? En 1988 Fuji lanzó la Fujix DS 1P, la primera cámara digital del mundo tal y como la conocemos y utilizamos hoy, con una tarjeta de memoria extraíble y una verdadera captura digital. Con un sensor de 400 kilopíxeles y una tarjeta de memoria de 2 MB, era el futuro de las cámaras tal y como las conocemos, un indicio de que las cosas iban a cambiar y una apuesta que Fuji no podía desaprovechar. Mientras Kodak quebró por no adaptarse, Fuji dio un salto de fe en el desarrollo de la tecnología y triunfó.

->  Photoshop gratis en español completo

Fuji x pro 1

Un par de lectores de Fuji X Weekly me preguntaron si podía crear algunas recetas de simulación de película que imitaran el aspecto de los renombrados fotógrafos Ernst Haas, Luigi Ghirri y William Eggleston, cada uno de ellos conocido por su estilo único. Mientras contemplaba cómo hacerlo, me enteré de que los tres utilizaban película Kodachrome. Aunque ninguno de ellos utilizó Kodachrome de forma exclusiva, todos lo hicieron en gran medida en algún momento. Si pudiera hacer una receta de Kodachrome, tendría algo que abarcara a Haas, Ghirri y Eggleston. Para copiar su aspecto utilizando esta receta, basta con encontrar el color y la luz de la misma manera que lo hicieron esos famosos fotógrafos (fácil, ¿verdad?).

Puede que pienses, ¿el Classic Chrome no se parece ya al Kodachrome? No, en realidad se parece más a Ektachrome que a Kodachrome, pero es un buen punto de partida ya que tiene una estética general de Kodak. ¿Y la receta de Kodachrome que ya hice? En realidad, eso imita una versión anterior de la película, que tiene un aspecto un poco diferente de lo que yo pretendía aquí. Podrías usarla, ya que estoy seguro de que algunos de los primeros trabajos en color de Haas se rodaron con esa época de Kodachrome. Principalmente, el Kodachrome que Haas, Ghirri y Eggleston utilizaban era Kodachrome II y Kodachrome-X.

Reseña de la Fuji x pro 2

En septiembre de 2017, Fujifilm anunció la última incorporación a la línea de la serie X, la X-E3, y su diseño se inspira en el estilo de las cámaras de telémetro. La X-E3 podría considerarse como la alternativa más asequible al buque insignia X-Pro2, ya que ambas siguen la estética de telémetro y comparten el mismo procesador y sensor. Sin embargo, hay una serie de características de gama alta reservadas para la X-Pro2, pero ¿merecen la pena por su precio más elevado? Echemos un vistazo y averigüémoslo…

->  Ofertas camaras reflex canon

Tanto la X-E3 como la X-Pro 2 se basan en el sensor X-Trans CMOS III APS-C de Fujifilm, que tiene una resolución de 24,3MP y produce imágenes de 6000x4000px. Este sensor utiliza una matriz de píxeles aleatoria para mejorar la precisión del color y eliminar los efectos del moiré sin necesidad de un filtro óptico de paso bajo, por lo que las imágenes son lo más nítidas posible. En ambas cámaras, el sensor está emparejado con el X-Processor Pro, lo que proporciona una ISO idéntica con un rango nativo de 200 – 12.800, con otras opciones ampliadas de 100/125/160 y 25.600/51.200 en el límite superior.